Anuncios

Abeja Albañil Del Huerto: Vida, Hábitat, Origen Y Más

Anuncios

La Abeja albañil del huerto (Osmia lignaria), también es comúnmente conocida como abeja albañil o abeja azul de huerto, es una abeja megachilidea que anida en juncos y agujeros naturales, creando células individuales para su cría que se separan por medio de separadores de lodo. A diferencia de las abejas carpinteras, no puede taladrar agujeros en la madera. Las abejas albañiles del huerto son especies comunes que se usan o son útiles para la floración temprana de frutas de primavera en Canadá y en los Estados Unidos, aunque otras especies de Osmia se cultivan para su uso en la polinización.

Abeja albañil del huerto

Las abejas albañiles son insectos alados de la familia Megachilidae, esta clase de abeja debe el nombre científico de la especie gracias a la publicación por vez primera en 1837 por Say. Una abeja albañil del huerto puede visitar unas 75 flores por cada viaje que realiza, y requieren más o menos unos 25 viajes para generar una provisión completa de polen y néctar, además la abeja hembra trabaja de una manera incansable durante el día, parando solamente una vez que el sol se ha puesto. Posteriormente cuando el sol sale a la mañana siguiente, se calienta lo suficiente, hasta que finalmente se calienta lo suficiente como para volar, y seguidamente sigue buscando comida.

Reino de la Abejas
Reino de la Abejas

Ciclo de vida

El ciclo de vida de este tipo de abeja va de acuerdo a la estación del año, por ejemplo en primavera las abejas empiezan a salir de sus capullos en primavera, cuando la temperatura diurna alcanza los 14 °C, los machos son los que emergen primero, luego permanecen cerca del sitio de anidación y esperan a que las hembras salgan, lo que puede durar varios días o algunas semanas, dependiendo del número de días de clima cálido.

Luego de madurar los primero que hacen las hembras es aparearse, una hembra típicamente se aparea una vez, o tal vez dos, la hembra está ausente del sitio de anidación por algunos días en tanto se alimenta y espera a que sus ovarios maduren totalmente.

Nido

Cuando una hembra está lista, busca un nido adecuado, las abejas hembras de esta raza anidan en agujeros o tubos estrechos, aunque se ha descubierto que anidan dentro de las ranuras de la corteza de los cedros e incluso en los agujeros de las cerraduras. Los apicultores colocan materiales de nidificación preparados para atraer a las hembras a permanecer cerca del huerto o del forraje cercano.

Un buen material para anidar (cañas, tubos de papel, bandejas de madera o “condominios de abejas”) es tan importante como tener el lodo adecuado disponible (limoso/arcilloso, así como el contenido correcto de humedad para agarrar o empaquetar el lodo), además una hembra de estas abejas albañiles del huerto pueden inspeccionar varios nidos potenciales antes de instalarse.

Una vez que estas abejas hayan localizado una cavidad de anidación que más les guste o sea la preferida, vuela fuera del agujero y realiza un baile en vuelo, se orienta en las principales características visuales para encontrar su nido cuando regresa luego de buscar alimento.

Las abejas albañiles de los huertos disponen sus nidos como una serie de particiones, con un huevo por partición, una hembra empieza el proceso recogiendo barro y edificando la pared trasera, si es necesario, de la primera partición, posteriormente hace varios viajes de ida y vuelta a las flores cercanas, no obstante a diferencia de las abejas de miel o comunes, que visitan flores que están a kilómetros de distancia, las abejas hembras visitan las flores más cercanas a su nido.

Huevos

Una vez que la provisión de polen es lo suficientemente grande, la abeja hembra regresa al hoyo y pone un huevo directamente sobre él, seguidamente recoge más barro para sellar la partición, la nueva pared también hace de función como de pared trasera de la celda siguiente, y continúa hasta que haya llenado el hueco del nido con una serie de crías, se sabe que las abejas albañiles del huerto, como muchos otros insectos, pueden seleccionar el género del huevo que ponen fertilizando el huevo, o no.

Los huevos sin fertilizar son machos, mientras que los huevos fertilizados son hembras, la abeja adulta pone los huevos de la hembra en la parte posterior de la madriguera, y los huevos del macho hacia adelante. En promedio esta clase de abeja pone alrededor de tres machos y una o dos hembras por cavidad, además debido a que las hembras son más grandes que los machos y necesitan más reservas de polen, las dimensiones de la cavidad pueden jugar un papel importante en el proceso de selección de la cavidad.

Insecto abeja
Insecto abeja

Periodo de larva

Finalmente cuando el huevo eclosiona, la larva que emergió consume la provisión de alimento y pasa por muchos cambios antes de convertirse en adulta, va a pasar la mayor parte de su vida solo en esta celda oscura hecha por la madre, ya una vez que la hembra ha terminado el nido, tapona la entrada con una pared de barro, más gruesa que los tabiques que la preceden.

Seguidamente la abeja madre busca otra ubicación para un nuevo nido, trabaja incansablemente hasta que muere. A comienzos del verano, una larva de abeja albañil ha consumido todas sus provisiones y comienza a girar un capullo alrededor de sí mismo y comienza o entra en la etapa de pupa; mientras la madre adulta y voladora muere a medida que avanza la estación.

Abeja joven

La abeja joven es ahora un insecto completamente desarrollado y se somete a una diapausa dentro de su capullo durante el invierno, esta abeja para lograr mantenerse caliente, se quema a través de sus reservas de grasa, si el clima se mantiene frío durante mucho tiempo, la abeja puede morir de hambre. Alternativamente, si la temperatura aumenta demasiado rápido, la emergencia puede ocurrir prematuramente cuando el polen es escaso o el clima puede volver a temperaturas frías durante demasiado tiempo, además se sabe que los agricultores explotan el ciclo de emergencia y el tiempo de su liberación para que coincida con las primeras flores del huerto.

Origen nativo de la abeja albañil

La abeja albañil del huerto es una de las 4000 especies de abejas nativas de Norteamérica, y su especie está dividida por las Montañas Rocosas en dos subespecies, Osmia lignaria propinqua (subespecie occidental) y Osmia lignaria lignaria (subespecie oriental). La mayor parte de la investigación se ha llevado a cabo en huertos occidentales de la subespecie occidental. Los esfuerzos para establecerlos fuera de su área de distribución nativa han tenido resultados desiguales. Los investigadores de un estudio oriental (Virginia / Carolina del Norte) que utilizó la subespecie Osmia lignaria lignaria del este, encontraron que prefieren el capullo rojo nativo en lugar de los frutos del huerto.

No pasan el invierno en Florida y la costa del Golfo debido a la falta de las frías temperaturas invernales necesarias en su ciclo de desarrollo. En la industria de la almendra, donde el tiempo de floración es temprano, la abeja es criada bajo condiciones artificiales que la engañan para que emerja varias semanas antes de la fecha de la floración del almendro, coincidiendo con la floración del almendro.

Mientras que en muchas de las condiciones del noroeste es fácil propagar la subespecie Osmia lignaria propinqua, los huertos no siempre son capaces de establecer una población autosuficiente y a menudo requieren la importación de abejas adicionales; aunque esta investigación aún continúa. En general, se recomienda que la propagación y el transporte subsiguiente se limiten a los límites naturales de la abeja; las empresas comerciales no siempre respetan estos límites.

Abejas albañiles
Abejas albañiles

¿Cómo se defienden?

Las abejas albañiles de los huertos, como las demás abejas albañiles, son bastante tímidas y solamente pican si logran percibir un grave peligro, es conveniente que las personas sepan que estas abejas no atacan para defenderse ya que el aguijón es en realidad una guía de huevos, y gracias a su comportamiento dócil, las abejas albañiles son preferidas por las personas que desean polinizar en entornos urbanos.

Parásitos

Las abejas albañiles albergan una serie de parásitos diferentes, el ácaro polínico cleptoparásito Chaetodactylus krombeini se encuentra especialmente en las partes más húmedas de su área de distribución; puede matar de hambre a las larvas de las abejas albañiles consumiendo la masa de polen larval. La avispa Sapygid (Sapygidae), es también un cleptoparásito, con las larvas alimentándose del polen. La especie Stelis montana es una abeja cucú que a veces invade los nidos, las larvas de Stelis y Sapyga giran un capullo y se desarrollan en el nido de las abejas albañiles.

Varias avispas parásitas atacan a las abejas albañiles perforando la larva en el nido e insertando huevos en el cuerpo; las larvas de las avispas consumen la larva o la pupa de la abeja. Esto incluye varias avispas: las diminutas especies de Monodontomerus de color negro (de 2 a 4 milímetros) y las avispas de la especie Melittobia chalybii de color marrón, así como las grandes Leucospis affinis de color amarillo y negro.

Las avispas del genero Monodontomerus pueden ser una plaga grave para las trabajadoras abejas de los huertos, pero las especies de Leucospis son menos comunes aunque las especies de Melittobia son más propensas a parasitar a otros miembros de las abejas que pertenecen al grupo Osmia. Varias especies de avispas crisídidas, relativamente grandes y de color verde metálico, también consumen larvas de abejas albañiles, pero estas avispas se desarrollan junto a la abeja juvenil y consumen la larva desde el exterior.

El nido cavitario de la abeja albañil puede albergar el Ptinus sexpunctatus, que es un escarabajo araña de seis manchas, que se alimenta de otros insectos muertos o en descomposición. Se descubrió en Norteamérica en 2004, donde se introdujo accidentalmente junto con especies de abejas albañiles utilizadas para la investigación como polinizadores.

¿Cuánto tempo vive una abeja albañil?

Una abeja albañil del huerto hembra puede vivir de cuatro a ocho semanas, y en toda su vida puede llenar un promedio de cuatro tubos de seis pulgadas, con aproximadamente ocho óvulos por tubo, además su trabajo incluye cerca de 60 mil visitas a las flores, por ello esta abeja ha atraído a los cultivadores para propagar el insecto con fines de polinización en huertos frutales.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Razas De Abejas
razas de abejas
Abejas Azules
Abejas Azules
Abeja O Abejorro Carpintero
abejas carpinteras
Abeja Cortadora De Hojas
Abeja Cortadora De Hojas
Abeja Cara De Cuerno
Abeja Cara De Cuerno
Abejorro Común
Abejorro Común

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba