Anuncios

Abeja Común De Miel: Características, Reinas, Obreras Y Más

Anuncios

La abeja común o abeja europea (Apis mellifera), que también es popular por el nombre de abeja doméstica o abeja melífera, es el ejemplar más común de todas las especies de abejas en todo el mundo. El nombre del género a la que pertenece este tipo de abeja es Apis que significa “abeja” en latín, y mellifera en latín significa “portadora de miel“, refiriéndose a la producción de miel de esta clase de abeja.

Como todas las especies de abejas melíferas, la abeja europea o común es eusocial, creando colonias con una sola hembra fértil (o “reina“), muchas hembras no reproductoras o “obreras”, y una pequeña proporción de machos fértiles. Las colonias individuales pueden albergar decenas de miles de abejas. Las actividades de la colonia están organizadas por una compleja comunicación entre los ejemplares, tanto a través de las feromonas como del lenguaje de la danza.

Abeja común de miel o europea

La abeja común de miel fue uno de los primeros insectos domesticados, y es la principal especie mantenida por los apicultores hasta el día de hoy, tanto por su producción de miel como por sus actividades de polinización. Con la ayuda humana, la abeja europea de miel ocupa ahora todos los continentes excepto la Antártida, además debido a su amplio cultivo, esta especie es el polinizador más importante para la agricultura a nivel mundial.

Las abejas europeas de miel están amenazadas por plagas y enfermedades, especialmente el ácaro de la Varroa y el desorden de colapso de la colonia. A partir de 2019, la abeja melífera común aparece en la lista roja de la UICN como una especie con datos deficientes, ya que numerosos estudios indican que la especie ha sufrido disminuciones significativas en Europa; sin embargo, no está claro si se refiere a la reducción de la población de las colonias silvestres o de las colonias gestionadas. Se requiere más investigación para poder diferenciar entre colonias silvestres y no silvestres a fin de determinar el estado de conservación de la especie en el medio silvestre.

Las abejas comunes de miel son un organismo modelo importante en los estudios científicos, particularmente en los campos de la evolución social, el aprendizaje y la memoria; también se utilizan en los estudios de toxicidad de los plaguicidas, para evaluar los impactos no deseados de los plaguicidas comerciales.

¿Qué es lo que comen las abejas?
Abeja europea (Apis mellifera)

Características de las abejas comunes

Al igual que otros insectos que se someten a una metamorfosis completa, la abeja común de miel tiene cuatro etapas de vida distintas: huevo, larva, pupa y adulto. Entre las características más importantes de este animal está la compleja estructura social, donde las colmenas de las abejas melíferas europeas significa que todas estas etapas de la vida ocurren simultáneamente durante gran parte del año. La reina deposita un solo huevo en cada celda de un panal preparado por las abejas obreras. El huevo eclosiona en una larva sin patas y sin ojos alimentada por abejas “nodrizas” (abejas obreras que mantienen el interior de la colonia).

Después de más o menos una semana, la larva es tapada en su celda por las abejas nodrizas y comienza su etapa pupal, luego de otra semana, surge ya como una abeja adulta grende. Es común que regiones definidas del panal estén llenas de abejas jóvenes (también llamadas “cría”), mientras que otras están llenas de polen y miel.

Las abejas obreras segregan la cera utilizada para construir la colmena, la limpian, la mantienen y la protegen, crían a las crías y buscan néctar y polen; la naturaleza del papel de la abeja obrera varía con la edad, además en los primeros 10 días de vida, las abejas obreras asean la colmena y alimentan a las larvas. Después de esto, comienzan a construir células en forma de panal, posteriormente en los días 16 a 20, las abejas obreras albergan néctar y polen de las obreras mayores y lo almacenan, luego del vigésimo día, una abeja trabajadora abandona la colmena y pasa el resto de su vida como forrajeador.

Aunque las abejas obreras suelen ser hembras infértiles, cuando algunas subespecies están estresadas pueden poner huevos fértiles. Dado que los trabajadores no están completamente desarrollados sexualmente, no se aparean y por lo tanto sólo pueden producir descendientes haploides (machos).

Aguijón

Las reinas y las obreras tienen un ovipositor modificado, un aguijón, con el que defienden la colmena. A diferencia de las abejas de cualquier otro género y de las reinas de su propia especie, el aguijón de las obreras de las abejas de la miel occidentales tiene púas. Contrariamente a la creencia popular, una abeja no siempre muere poco después de picar; esta idea errónea se basa en el hecho de que una abeja suele morir después de picar a un humano u otro mamífero.

El aguijón y su saco de veneno, con musculatura y un ganglio que les permite continuar entregando el veneno después de que se separan, están diseñados para liberarse del cuerpo cuando se alojan. Se cree que este aguijón (incluyendo las púas) ha evolucionado en respuesta a la depredación de los vertebrados, ya que las púas no funcionan  a menos que el aguijón esté incrustado en material elástico. Las púas no siempre “atrapan“, por lo que una abeja puede ocasionalmente tirar de su aguijón y salir volando intacta (o picar de nuevo).

¿Cuánto tiempo viven las abejas comunes de miel?

Aunque la vida media de una reina en la mayoría de las subespecies es de tres a cinco años, los informes de la subespecie alemana de abejas melíferas (A. m. mellifera), anteriormente utilizada para la apicultura, indican que una reina puede vivir hasta ocho años. Debido a que la reserva de esperma de una reina se agota cerca del final de su vida, comienza a poner más óvulos no fecundados; por esta razón, los apicultores a menudo sustituyen a las reinas cada uno o dos años.

La vida útil de las abejas obreras varía considerablemente a lo largo del año en regiones con inviernos largos. Las obreras nacidos en primavera y verano trabajarán duro, viviendo sólo unas pocas semanas, pero las abejas obreras nacidas en otoño permanecerán dentro de la colonia durante varios meses. En promedio, durante el año, alrededor del uno por ciento de las abejas obreras de una colonia mueren naturalmente por día. Excepto la reina, todas las obreras de una colonia son reemplazadas aproximadamente cada cuatro meses.

Característica social de las abejas comunes

Las diferencias de comportamiento y fisiológicas entre castas y subcastas surgen de la plasticidad fenotípica, que se basa en la expresión génica más que en las diferencias genotípicas hereditarias.

1- Abeja reina

La abeja reina es una hembra fértil que, a diferencia de las obreras (que son genéticamente también hembras), tiene un tracto reproductivo completamente desarrollado. Es más grande que sus trabajadores, y tiene un característico abdomen más redondo y largo. Un huevo con una hembra puede convertirse en una abeja reina o en una abeja obrera. Las obreras y las reinas son alimentadas con jalea o jugo real, alta en proteínas y baja en flavonoides, durante los primeros tres días de su etapa larvaria.

Las obreras son cambiadas a una dieta de polen y néctar mezclado (a menudo llamado “pan de abeja“), mientras que las reinas continuarán recibiendo jalea real. En ausencia de flavonoides y de una dieta rica en proteínas, las abejas reinas desarrollan un tracto reproductivo sano, una tarea necesaria para mantener una colonia de decenas de miles de hijas obreras.

Necesidad de reina

Periódicamente, la colonia determina que se necesita una nueva reina. Hay tres causas generales:

  • La colmena está llena de miel, dejando poco espacio para huevos nuevos. Esto desencadenará un enjambre, donde la vieja reina llevará a la mitad de las abejas obreras a fundar una nueva colonia y dejará a la nueva reina con la otra mitad de las obreras para continuar con la antigua.
  • La vieja reina comienza a fallar en su labor, lo que se cree que se demuestra por una disminución de las feromonas de la reina en toda la colmena. Esto se conoce como supersedura, y al final de la supersedura la vieja reina es generalmente asesinada.
  • La vieja reina muere repentinamente, una situación conocida como emergencia superada. Las abejas obreras encuentran varios huevos (o larvas) del rango de edad apropiado e intentan convertirlas en reinas. La superación de emergencia generalmente se puede reconocer porque las nuevas celdas reales se construyen a partir de celdas de panal, en lugar de colgarlas de la parte inferior de un marco.

Independientemente del factor desencadenante, las obreras convierten a las larvas en reinas al continuar alimentándolas con jalea real.

La abeja reina pone todos los huevos en una colonia sana.

El número y el ritmo de la puesta de huevos está controlado por el clima, la disponibilidad de recursos y las características raciales específicas. Las reinas generalmente comienzan a disminuir la puesta de huevos a principios del otoño y pueden detenerse durante el invierno. La puesta de huevos generalmente se reanuda a finales del invierno, cuando los días se alargan y alcanzan su punto máximo en la primavera. En el punto álgido de la temporada, la reina puede poner más de 2.500 huevos al día (más que su masa corporal).

¿Qué tipo de animal es una abeja?
Abeja melífera

2- Abejas obreras

Las obreras son hembras producidas por la reina que se desarrollan a partir de huevos fecundados y diploides. Las abejas obreras son esenciales para la estructura social y el funcionamiento adecuado de la colonia. Llevan a cabo las principales tareas de la colonia, ya que la reina se ocupa sólo de la reproducción. Estas hembras criarán a sus hermanas obreras y a las futuras reinas que eventualmente dejarán el nido para comenzar su propia colonia. También se alimentan y regresan al nido con néctar y polen para alimentar a las crías.

3- Abejas zánganos

Los zánganos son los machos de la colonia, que como no tienen ovipositores, no tienen aguijones. Las abejas zánganos de la miel no buscan néctar o polen, el propósito principal de un zángano es fertilizar a una nueva reina, muchos zánganos se aparearán con una determinada reina en vuelo; cada uno morirá inmediatamente después del apareamiento, ya que el proceso de inseminación requiere un esfuerzo convulsivo letal, además las abejas zánganas de la miel son haploides (cromosomas únicos no apareados) en su estructura genética, y descienden sólo de su madre (la reina).

En las regiones templadas los zánganos son generalmente expulsados de la colmena antes del invierno, muriendo de frío e inanición ya que no pueden forrajear, producir miel o cuidar de sí mismos. Se ha investigado el papel que juegan los zánganos occidentales de las abejas melíferas en la termorregulación dentro de la colmena. Dado su mayor tamaño (1,5 veces el de las abejas obreras), los zánganos pueden desempeñar un papel importante.

Los zánganos se localizan típicamente cerca del centro de los grupos de colmenas por razones poco claras. Se postula que es para mantener la viabilidad de los espermatozoides, que puede verse comprometida a temperaturas más bajas. Otra posible explicación es que una ubicación más central permite que los zánganos contribuyan al calor, ya que a temperaturas inferiores a 25 °C (77 °F) su capacidad para contribuir disminuye.

Comunicación

El comportamiento de las abejas comunes de miel ha sido ampliamente estudiado, ya que son muy comunes y familiares. Karl von Frisch, que recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1973 por su estudio de la comunicación de las abejas melíferas, notó que las abejas se comunican con la danza. A través de estos bailes o danzas, las abejas comunican información sobre la distancia, la situación y la dirección de una fuente de alimento a través de las danzas de la abeja obrera que regresa en el panal vertical de la colmena.

Las abejas de miel dirigen a otras abejas a las fuentes de alimento con el baile redondo y el baile del meneo. Aunque el baile redondo les dice a las otras que el alimento está a 50 metros (160 pies) de la colmena, no proporciona suficiente información sobre la dirección. La danza del meneo, que puede ser vertical u horizontal, proporciona más detalles sobre la distancia y la dirección de una fuente de alimento.

También se cree que las abejas buscadoras dependen de su sentido del olfato para ayudar a localizar una fuente de alimento después de que son dirigidos por las danzas. A diferencia de las abejas europeas de miel, la abeja enana no cambia la precisión de la danza del meneo para indicar el tipo de sitio que se establece como una nueva meta. Por lo tanto, las abejas comunes de miel son mejores en la transmisión de información que sus especies estrechamente relacionadas y esto apoya aún más la noción de que las primeras están más evolucionadas que las segundas.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Razas De Abejas
razas de abejas
Abejas Azules
Abejas Azules
Abeja O Abejorro Carpintero
abejas carpinteras
Abeja Cortadora De Hojas
Abeja Cortadora De Hojas
Abejorro Común
Abejorro Común
Abeja Cara De Cuerno
Abeja Cara De Cuerno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba